El próximo 19 de enero de 2021 entrará en vigor la Ley 18/2020, de 28 de diciembre, de facilitación de la actividad económica, que tiene por objetivo regular el régimen de legalización de las actividades que incluye en su Anexo 1, clasificadas de acuerdo con el Código Catalán de Actividades Económicas (CCAE-2009). Por tanto, se trata de una ley que no afecta a las actividades clasificadas en el marco de la Ley 20/2009, de prevención y control ambiental de las actividades.

Esta ley 18/2020 establece un nuevo régimen regulador de legalización de las actividades que figuran en su Anexo 1, mediante el régimen de comunicación con la aportación de un certificado técnico y, por los casos que se indiquen en dicho anexo 1, también aportación de proyecto técnico.

No se podrá presentar la comunicación de inicio de actividad en un establecimiento hasta que la intervención previa sobre la actividad establecida por la normativa sectorial haya finalizado favorablemente (p.e. actividades sometidas a informe previo de incendios o autorización de emisiones).

Se deberán comunicar las modificaciones no sustanciales de las actividades que figuren en el Anexo 1 de la ley, y las modificaciones sustanciales de las actividades implicarán la presentación de una comunicación nueva de actividad.

Esta nueva ley también regula el procedimiento de comprobación documental y material de los expedientes de comunicación y expone procedimiento sancionador aplicable según tipo de infracciones cometidas. La ley crea también la figura de «Persona autorizada» como representante de la persona interesada, para hacerse cargo de las transacciones electrónicas.

Finalmente, esta nueva ley modifica la Ley 3/2010, de 18 de febrero, de prevención y seguridad en materia de incendios, establecimientos, actividades e infraestructuras y edificios. En este sentido, las actividades legalizadas en régimen de comunicación de acuerdo con la Ley 18/2020, y que no estén incluidas en el Anexo 1 de la Ley 3/2010 no están sujetas a realizar el acto de comprobación de seguridad contra incendios, ya que serán los certificados técnicos elaborados para la comunicación de las actividades los que deberán justificar el cumplimiento de los requisitos aplicables en materia de seguridad contra incendios.